Si no visualiza correctamente este mail, haga

Comprar un barco en 10 pasos

by | Técnica Náutica

¡Está decidido, voy a comprar un barco!

Así empieza la historia y a partir de allí nos encomendamos a la búsqueda.

Todo parece sencillo pero, ¿Por dónde empezar?

Barcos a la venta hay de todos los tamaños, características y precios. ¿Cómo sabremos cuál es el que quiero, me conviene o puedo comprar? Qué debo priorizar y qué aspectos son secundarios a la hora de decidir? 

Una sencilla guía nos permitirá ordenarnos y simplificar nuestra búsqueda

 Lo primero…

1)   De cuánto dispongo? 

Definir el presupuesto nos permitirá acotar la búsqueda y nos ayudará a concentrarnos en lo que el mercado ofrece de acuerdo a nuestras posibilidades. El mejor barco para nosotros es aquel que podemos obtener.

Es aconsejable establecer un rango mínimo y máximo de lo que queremos gastar sin olvidar evaluar las posibilidades de financiación de brokers o de terceros.

Es importante determinar el presupuesto global teniendo en cuenta los costos de amarre. No hay que olvidar que los costos de mantenimiento y reparación son proporcionales a la eslora del barco. 

2)   Un barco para….. 

Este es quizás, uno de los puntos más determinantes.

Quiero el barco para crucero o regata?

Quiero hacer grandes travesías o dar una vuelta por el río los fines de semana?

¿Voy a pernoctar en el barco? Lo pienso usar todo el año e inclusive con lluvias y mal tiempo o sólo iré los días soleados?

¿En qué  lugares voy a navegar: lagos, lagunas, ríos o mares?

Siempre debemos considerar que “en el agua todo se paga” y es posible que si busco comodidad tenga que resignar velocidad y viceversa.

Determinar el uso es determinar el barco ya que sus prestaciones y comodidades tendrán que adaptarse lo más posible a mis necesidades. 

3)   ¿Con quiénes?

Lo voy a usar con mi familia? Voy a navegar con amigos? Voy a navegar sólo? Tengo hijos chicos?  Que necesidades tienen quiénes me acompañan?

Tener en cuenta la experiencia, las necesidades y las expectativas de quiénes van a usar la embarcación es un punto primordial.

Como anfitrión, como patrón o capitán nada es más reconfortante que quiénes nos acompañen se sientan a gusto y seguros a bordo.

Si su familia o amigos disfrutan de navegar y la salidas al barco se hacen costumbre todo el año, usted ha logrado un gran inversión.Por eso, es importante que ellos también participen de la búsqueda. 

4)   ¿Con qué comodidades?

En cuestión comodidad hay mucho que evaluar y estará en relación a los usos que daré de la embarcación.

Si es para grandes travesías, con muchas horas navegación y convivencia, es bueno poner el acento en la comodidad interior y exterior: altura interior, tamaño de cuchetas, distribución, baño compartimentado, cocina, mesa en dinet etc.

Esto puede implicar perder velocidad pero si el objetivo es navegar y llegar a puerto disfrutando del viaje un nudo más o menos no afectará.

En cambio, si voy a participar en regatas o prefiero llegar lo antes posible a puerto la comodidad interior puede ser sacrificada. 

Ahora sí: 

¡A Buscar!5)   Juntar información 

Una vez que tenemos claro los pasos anteriores podemos abocarnos de lleno a la búsqueda.Lo primero será, juntar toda la información de los barcos publicados en internet y en las revistas especializadas seleccionando aquellos que se ajusten a las características que buscamos.

Si es nuestro primer barco, es aconsejable que sea de serie y vendible. Podemos también, pedir asesoramiento a los brokers quienes nos podrán guiar e informar sobre las ofertas del mercado.

 6)   Visitar, visitar y comparar  

 Llegado a este punto tendremos que organizar nuestro tiempo para visitar las embarcaciones que se ajustan al perfil buscado.

Es importante visitar los barcos personalmente. Tendremos que combinar con el dueño día y horario de visita.

En esto los brokers pueden ayudar; Tienen  mayor facilidad para ajustar sus horarios a nuestras necesidades y por otra parte, pueden organizarnos un tour de visita por varias embarcaciones.

Una vez realizadas las visitas estamos en condiciones de comparar  y seleccionar las que más se ajustan a nuestras expectativas.

 La elección…

7)   Mi barco

 La comparación y la evaluación de las diferentes alternativas son importantes y nos ayudarán en la elección. No obstante, mucha gente sabe que este o aquel se convertirán en su barco en la primera visita.

El barco que va a ser propio se lo siente y se lo vive como propio por anticipado.Es difícil encontrar el barco “perfecto”, lo posible es encontrar el barco “perfecto para mí” o mejor aún, el barco que yo quiero. 

8)   Reserva 

Una vez elegido el barco deberemos encaminarnos hacia su adquisición.El primer paso será la firma de la reserva.

La reserva de una embarcación implica el compromiso y la firme decisión de adquirirla.

El importe otorgado será deducido del monto total de la venta.A su vez, la reserva compromete al vendedor a sacar de la venta la  embarcación reservada. 

9)   La Revisión

 Lo próximo a realizar es la revisión del barco. Lo observaremos en navegación y realizaremos la inspección de su obra viva. Para esto deberemos sacar el barco fuera del agua. 

La prueba de navegación: 

Si se trata de un crucero, la prioridad es probar los motores. Comprobaremos la aceleración, el comportamiento del casco y la maniobrabilidad. Lo probaremos a velocidad reducida y a toda máquina. 

En un velero comprobaremos además como portan las velas, cómo funcionan los molinetes y fundamentalmente como sentimos la navegación. Miraremos los pernos de la quilla para comprobar si se mantienen secos y sin movimiento. Revisaremos el buje del timón comprobando su estanqueidad y rigidez. 

Sacada a tierra o revisión de obra viva:

Uno de los objetivos de esta instancia es comprobar la integridad del casco.

Para ello, es fundamental observar la simetría y descartar abolladuras o hinchamientos.

Otro punto primordial es descartar la aparición de osmosis. Esta la detectamos a partir de la aparición de burbujas o ampollas. Si al reventarlas están húmedas y huelen a vinagre, el barco está afectado. Este es un defecto que en muchos casos tiene reparación.

 Otro de los objetivos es revisar el estado de la fibra tanto en el casco como en cubierta. Inspeccionaremos la unión entre ambos, incluyendo la unión con el quillote.

Por último examinaremos estado del timón y sus ejes. 

 10)   ¡A ponerse …! 

Si la revisión ha sido exitosa el último paso es la concreción de la operación.

Para ello se tramitará ante la prefectura el libre deuda de la embarcación y la excepción de inhibiciones por parte del vendedor.

Una vez que se confirma que los papeles de la embarcación están en orden, vendedor y comprador firmarán un boleto de compraventa donde se hará efectivo el traspaso de los valores acordados.

Luego, comprador y vendedor se presentarán ante escribano público y se certificará el formulario 3 extendido por prefectura.

A la salida de la escribanía el comprador ya es poseedor del barco.Pasada una semana aproximadamente el flamante dueño retirará de la escribanía el f3 firmado, certificado y colegiado para posteriormente presentarlo ante prefectura dando inicio a la transferencia.  

  Ahora sí: ¡A navegar y disfrutar!