Si no visualiza correctamente este mail, haga

Se viene un temporal

by | Técnica Náutica

El mal tiempo pocas veces llega sin avisar.

Más allá de nuestros conocimientos de meteorología, si ponemos atención a los indicios es muy extraño que un temporal nos sorprenda.

Lo básico está en vigilar el barómetro, observar el cielo y por supuesto seguir con atención los partes meteorológicos.

Vigilar el barómetro

 “El instrumento que mayor crédito goza a bordo es el sencillo y modesto barómetro aneroide.

Sabiendo leerlo es “un aparatito muy útil para saber el tiempo que hace”, quizá con reminiscencias de aquel “barómetro mula” que consistía en una tablita que se colocaba a la intemperie con el dibujo del animal y con su cola hecha de cerda y las instrucciones que decían:

Cola agitada: Viento, Cola mojada: lluvia, Cola seca: Buen tiempo, Cola quieta: Calma.

Por cierto, el navegante tradicional no está muy lejos en la apreciación de los datos”

Hormiga Negra; El nauticomio

Tal como dice hormiga negra, el barómetro es un instrumento de uso sencillo que puede proporcionarnos información valiosa sobre el clima  

Se trata de vigilar si su aguja sube o baja a lo largo del día y la noche.

Si vemos que la aguja baja rápidamente y marca un descenso de más de 1 hpa (hectopascal)  por hora, hay que alarmarse

4 o 5 hpa perdidos a lo largo de 3 horas es temporal casi asegurado.

Si baja rápidamente y se detiene bruscamente hay que prepararse para un chubasco. Y si el tiempo es caluroso nos espera una tormenta de verano

En cambio si la presión desciende lentamente, unos 6 hpa cada 24 horas, indica mal tiempo pero no de forma inminente.

En contraste, si el barómetro sube lentamente por encima del valor normal, se afianza buen tiempo, seco y encalmado.

Si la subida es brusca, la mejoría puede ser pasajera. El tiempo se torna inestable y confuso con chubascos de viento.

En general, los cambios bruscos de presión -subida o bajada- son bastante impresisos para asegurar la persistencia del tiempo. En estos casos hay que seguir observando. 

Las subidas de presión en zonas costeras, donde el aire tiene mucha densidad, no siempre indican buen tiempo de cielo despejado y seco, ya que también pueden formarse persistentes bancos de niebla.

El barómetro y la observación del cielo

Si además de vigilar el barómetro agregamos los datos de nuestra  propia observacion, podremos tener una aproximación de lo que puede suceder en las próximas 4 a 5 horas en una distancia de entre 30 y 50 millas.

Los signos están allí. Sólo debemos aprender a leerlos e interpretarlos

Para una previsión local convendrá tener en cuenta las reglas expresadas por Jorge Dillon en su ya tradicional “meteorología para pilotos de yate”

De modo muy general podemos decir que;

Habrá buen tiempo Cuando:

La presión atmosférica sea alta y la temperatura baja

Cuando el cielo se presente Gris claro al amanecer. Esto indica que el viento está bien establecido y podremos disfrutar de un excelente día de navegación.

Cuando durante el día el cielo sea de color azul claro y sin nubes. Si las hay no deben cubrir la mitad del cielo. Tienen que ser aisladas, blancas, casi transparentes, con contornos esfumados y que se desplazen moderadamente

Cuando al atardecer se presenten preciosas coloraciones rosas y tonos pastel con naranjas pálidos y azules grisáceos, el buen tiempo durará durante toda la noche.

Cuando por la noche este despejado y cuando la luna se vea de forma clara y nítida al día siguiente tendremos una buena jornada.

Cuando no haya niebla y si se presenta es por la mañana pero desaparece después de la salida del sol

Cuando el viento tenga regularidad en su fuerza, dirección y duracion. Cuando, cerca de la costa, la virazón se produce oportunamente. Es decir: Durante la mañana sopla de tierra; a la tarde del mar; a la noche vuelve a soplar de tierra.

Habrá tiempo inestable con tendencia a Malo cuando:

La presión, la temperatura y la humedad varíen irregularmente

Cuando, el cielo se presente rojo al amanecer y azul oscuro durante el día.

Cuando el horizonte tiende a cubrirse de nubes que se conglomeran en masas grandes y extendidas, especialmente nubes bajas y medias.

Cuando estas nubes aparecen acompañadas por la bajada del barómetro indicando que el mal tiempo se acerca a nosotros.

Cuando se observa fuerte transparencia optica y se produzcen halos solares y lunares

Cuando la luna se levanta rojiza en el horizonte indicando vientos fuertes en las próximas horas.

Cuando, si hay niebla, aumenta y se hace persistente.

Cuando el viento presenta regularidad en su fuerza y dirección

Cuando observamos que un avión a reacción al sobrevolar la zona deja un trazo blanco en el cielo que no se dispersa y permanece durante un largo tiempo, el mal tiempo no tardará en llegar.

Habrá tiempo Malo cuando:

La presión sea baja o disminuya y la temperatura y la humedad sean altas 

Cuando el cielo se presente rojo al amanecer el y sol se muestre y desaparezca entre las nubes del horizonte mostrando bellos efectos de rayos crepusculares.

Cuando el cielo esté azul oscuro durante el día

Cuando el sol al atardecer tienda a ocultarse detrás de un banco compacto de nubes.

Cuando se producen coronas y halos solares y lunares

Cuando la transparencia optica es excesiva

Cuando, si hay niebla se presenta alta y densa, aún con viento

Cuando el viento sea irregular en dirección y fuerza

Cuando el cielo se presente casi todo cubierto con densas nubes negras formando un manto compacto que se levanta desde el horizonte anunciando lluvia inminente.

Habrá tiempo inestable con tendencia a mejorar cuando:

La presión va en aumento y la temperatura y la humedad disminuyen

Cuando el cielo se presente gris al amanecer

Cuando durante el día las nubes bajas se disgregan

Cuando se observa el azul del cielo sin nubes superiores (cirrus o cirroestratos)

Cuando al atardecer no se vean nubes en el horizonte

Cuando reaparecen los vientos: Virazón y terral

Cuando se observa un cambio en la dirección del viento o en las nubes indicando el final de la lluvia y el paso al aire fresco y seco.

Seguir los partes meteorológicos

Para complementar y corroborar nuestra propia observación nada mejor seguir y prestar atención a los partes meteorológicos

 A bordo el método más seguro para recibir el parte es escuchando los pronósticos que se emiten por el canal 16 a horas regulares.

Para evitar olvidarnos será de utilidad programar alarmas que nos avisen las horas correspondientes a su emisión.

Las horas de emisión de los partes varían en todo el mundo por lo que debemos buscar localmente cuando se producen.

Si hay aviso de temporal, el parte comenzará con esta información

Estos avisos son emitidos cuando la velocidad media del viento suba a fuerza 8 (34 nudos/65 km/h) o si se anticipan rachas de fuerza 9 (43 nudos/80 km/h).

Cuando se dice que el temporal  es “inminente” quiere decir que se espera dentro de las próximas 6 horas. Cuando se dice  “pronto” significa que puede llegar dentro de las 6-12 horas, y “más adelante” indica la posibilidad de un temporal en más de 12 horas.

Luego se emite un resumen general, donde se incluyen detalles sobre la posición y la dirección de los desplazamiento actuales de los sistemas de alta y baja presión

Si la presión supera los 1020 hpa  y se mantiene, el tiempo permanecerá estable durante las siguientes 24 horas

Un descenso rápido de 10 hpa en tres horas indica que el tiempo se está deteriorando o que se espera un temporal pronto. Los vientos rolan en sentidohorario y aumentan en intensidad.

Es aconsejable escuchar el boletín siempre hasta el final porque sobre su culminación se dan a conocer las probabilidades de temporal para las 48 horas siguientes.

Si queremos saber si se acerca un temporal hay que esperar a la “evolución futura” anunciada al final del boletín.

Otra forma de estar atentos a los cambios del clima es verificar que no haya desfasajes entre las lecturas de los distintos boletines

Si el parte indica un viento distinto del previsto en el boletín anterior podremos concluir que ha sucedido algo anormal entre los dos partes y hay que tener cuidado porque esto puede indicar que se puede estar desarrollando un fenómeno secundario.

Lic. Florencia Cattaneo

Campo Embarcaciones

Bróker Náutico

Fuentes: Jorge R. Dillon; Meteorología para pilotos de yate

Hernán Alvarez Forn; El Nauticomio

Oliver Le carrer; El Crucero costero y de altura

Editorial Paidotribo; Manual de vela

Pag Web Fondear